Buscar
  • SNI Seguro

La comunidad científica contra el COVID-19

Toda la comunidad científica se ha volcado a encontrar la vacuna indicada para el COVID-19, siendo esto un reto para los procedimientos, los tiempos y el uso de las patentes en todo el mundo. Al estar en una larga lucha contra el reloj, la comunidad científica se ha visto envuelta en una gran ola de noticias faltas o “fake news” en donde cada minuto se publican diferentes notas y artículos que muchas veces no son verificadas por otros científicos, causando desinformación y pánico en la población.




El estrés y la necesidad que tiene la población por salir a retomar sus vidas normales nos ha orillado a tomar en cuenta publicaciones o estudios que no tienen ningún fundamento científico real; de hecho Daniel Torres, investigador de la Universidad de Granada declaró hace unos días que según sus cálculos, el ritmo exponencial de publicaciones sobre el virus SARS-CoV-2 se duplica cada dos semanas; además de que se estima que se tienen registradas más de 16,000 investigaciones relacionadas con el tema.

Es imposible que todos estos artículos estén garantizados o comprobados por la comunidad científica, lo que pone a la comunidad contra las cuerdas para evitar la desinformación. Anteriormente, un estudio puede tardar varios meses e incluso años para completarse, posteriormente ser revisado por diferentes científicos y finalmente ser publicado. Pero actualmente los plazos se han reducido aproximadamente un 49% generando muchos artículos que son publicados antes de tiempo o sin la revisión adecuada.

Por otro lado, al buscar los puntos positivos de esta revolución científica, vemos que los plazos se han visto acelerados gracias al esfuerzo y la colaboración colectiva. Un gran ejemplo fue el borrador de la secuencia del genoma del virus SARS-CoV-2 la cual se completó en 10 días, proceso que en situaciones regulares puede llevar meses.

En cuanto a ensayos para la vacuna, las comunidades científicas de todo el mundo trabajan a toda hora para encontrarla rápidamente, en tiempo récord, colaborando para encontrar la clave para volver a nuestra vida normal.

Con pros y contras, pero sin duda la comunidad científica se ha visto forzada a encontrar nuevas soluciones y a trabajar de forma apresurada para salvar vidas y detener el avance de este virus, algo que agredecemos y que realmente valoramos.


18 vistas